América Latina invitado de honor del WIS2020

Los problemas climáticos no tienen fronteras. Tampoco las soluciones. El « World Impact Summit » quiere reunir a los principales testigos internacionales de la emergencia climática, las soluciones propuestas por los agentes económicos, diplomáticos y de la sociedad civil y, por último, promover las innovaciones medioambientales «Made in France».

Este año, hemos decidido centrarnos en un continente que a menudo se olvida a pesar de su peso demográfico y económico y su riqueza ecológica: América Latina.

En este continente se encuentra más del 60% de las especies naturales conocidas, un tercio de las reservas de agua dulce del mundo, con el famoso río Amazonas y una gran variedad de zonas naturales: el desierto más árido del mundo en Chile (el desierto de Atacama), la selva amazónica, los «pulmones de la tierra», y glaciares como el de Upsala en Argentina. 

Esta riqueza está en peligro. Los incendios forestales en el Amazonas y el blanqueamiento del arrecife mesoamericano son sólo dos ejemplos de las muchas joyas que están siendo atacadas por el cambio climático. Detrás de esta destrucción, es la naturaleza la que sufre y con ella la humanidad. Las comunidades indígenas se están reduciendo a la vista, su ecosistema se está desmoronando cada día bajo el impacto de estos cambios.

No tiene sentido negar el hecho de que el ser humano es responsable de la mayoría de estos eventos. Pero hombres y mujeres han decidido levantarse, actuar, proteger su entorno y hacer que el mundo tome conciencia de todos estos problemas. Queríamos ofrecerles un espacio para expresarse.

América Latina es un subcontinente que ofrece soluciones y demuestra que se pueden hacer cambios. Uruguay en 2016 utilizaba un 94,5% de energías renovables para su energía, la República Dominicana con su Consejo Nacional de Cambio Climático y el Mecanismo de Desarrollo Sostenible (CNCCMDL) coordina las diferentes instituciones del país (ministerios, el Banco Central, la asociación de industrias…) para implementar políticas ambiciosas contra el cambio climático. Con el compromiso regional «Observatorio del Principio 10», que tiene como objetivo proteger a los denunciantes, todos estos son ejemplos que demuestran este deseo de actuar, de hacer que las cosas cambien.

Francia tiene su papel en esta dinámica. Puede financiar proyectos locales, a través de su organismo « Agence Française de Développement » o a través de inversores nacionales conscientes de la urgencia de actuar. Pero Francia también rebosa de talento y de proyectos innovadores que los invitados latinos del WIS podrán descubrir a lo largo de estos tres días de intercambios y aplicarlos a sus situaciones y problemáticas.